A MI EL TABACO NO ME HACE DAÑO

 

no me hace daño

Tabaquismo pasivo

El aire contaminado por humo de tabaco incluye una elevada cantidad de sustancias nocivas absorbibles por el sistema respiratorio. Respirar este aire contaminado perjudica la salud, porque representa un riesgo aumentado para la enfermedad cardiovascular y el cáncer, empeora la enfermedad coronaria, el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisema, bronquitis crónica). En los niños se ha demostrado que produce mayor riesgo de síntomas e infecciones respiratorias, asma y otitis. También produce una disminución de peso en los recién nacidos de madres no fumadoras pero que conviven con fumadores. La exposición durante una hora al aire contaminado por tabaco equivale a fumarse tres cigarrillos. Por eso son tan importantes las restricciones para fumar en los espacios públicos y en el lugar de trabajo. ¡Es un tema de salud!

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador