Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Acceso a la página principalMinisterio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Notas de Prensa

Independencia económica, igualdad salarial y erradicación de cualquier forma de violencia contra la mujer: prioridades del Gobierno de España ante la CSW de Naciones Unidas

  • 59ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) de Naciones Unidas
  • La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, efectuará durante la semana diferentes intervenciones para poner de manifiesto el total compromiso de España en la defensa y refuerzo de la igualdad, de modo que ocupe un lugar privilegiado en la agenda pública y política de la comunidad internacional
  • España apostará por la inclusión de la igualdad, del empoderamiento y de la lucha contra la violencia sobre la mujer como prioridades de la Agenda de Desarrollo Post-2015 que ultima Naciones Unidas

10 de marzo de 2015. Avanzar para favorecer la independencia económica de la mujer,      trabajar por la igualdad salarial y en la toma de decisiones y la erradicación de cualquier forma de violencia contra la mujer. Estos son los tres ejes que articulan la posición que el Gobierno de España trasladará a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW), cuya 59 sesión se celebra esta semana en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, considera que España ha dado un salto cualitativo y cuantitativo relevante en la reducción de la brecha de género, pero advierte que persisten desigualdades, y por ello, el Ejecutivo no cesará de activar medidas y propuestas.

 Medidas para crear empleo, entre otros campos prioritarios, pues “no hay mejor política de igualdad” ni vehículo más eficiente para garantizar la independencia económica de la mujer que crear puestos de trabajo e impulsar que puedan hacer realidad su proyecto empresarial. Las iniciativas del Gobierno durante la presente legislatura ha propiciado que la tendencia a la destrucción de empleo, sobre todo entre las mujeres, se haya revertido (193.000 nuevos empleos para mujeres en 2014), o que la iniciativa empresarial femenina dé ahora señales de dinamismo.

 También medidas para atajar la brecha salarial a través de un nuevo Plan de Igualdad Salarial que los ministerios de Empleo y Seguridad Social, y de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad están ultimando. Y para favorecer la conciliación, algo que en el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades aprobado el año pasado figura como columna vertebral (el 70% de la dotación presupuestaria de dicho Plan, de más de 3.000 millones de euros, se dirige a estas áreas) y que ha ocasionado que el Gobierno destine 1,6 millones de euros entre 2014 y 2015 a financiar proyectos que incidan en la compatibilidad de horarios y de las facetas laboral y personal/familiar de los trabajadores/as (por medio de los llamados “fondos noruegos”).

 Todas estas baterías de propuestas, más las que incluye la Estrategia Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, que en más del 54% de su contenido ya está aplicada, conforman el pilar fundamental de la posición que el Gobierno de España compartirá con la CSW.

 Porque España, sostiene Camarero, es un país pionero en la puesta en marcha de medidas y leyes que refuerzan la igualdad y conciencian a la sociedad de que la discriminación de la mujer no tiene cabida.

 Este mensaje guiará las diferentes intervenciones de la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, acompañada en Nueva York por la directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, Carmen Plaza. Sobre todo, las que efectúe en el Debate General de la CSW y en los distintos eventos paralelos organizados por España.

 España, en este sentido, se compromete a intensificar los esfuerzos para que la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer ocupen lugares prioritarios en la Agenda de Desarrollo Post-2015 que la ONU concretará a finales de año, así como en la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing. En línea con los demás Estados que integran la UE, España, en suma, apostará por avanzar con paso decidido en el ejercicio de los derechos de las mujeres y de las niñas en todo el mundo. “La igualdad de trato es una cuestión de derechos humanos, y no es bandera ni ideología, tampoco propaganda: la igualdad de derechos entre todos los seres humanos forma parte de nuestras creencias y de nuestra identidad, de nuestra responsabilidad y de nuestro trabajo”, subraya la secretaria de Estado.

Por ello, para el Gobierno, la Agenda Post-2015 no ha de definirse sólo como una planificación de estrategias, sino que, además, debe contener unos mecanismos de seguimiento y evaluación con el fin de conocer puntualmente el grado de cumplimiento de los objetivos.