Notas de Prensa

Más de 18.000 pacientes han recibido en el primer semestre de 2015 tratamientos de Hepatitis C de última generación en España

  • Hoy es el Día Mundial contra la Hepatitis
  • Sanidad incorporó a la financiación pública tres nuevos medicamentos que España ha sido de los primeros países en incluir: Harvoni (tratamiento que recibieron 6.520 pacientes) y Viekirax/Exviera (3.849)
  • A estos tratamientos hay que sumarles los realizados desde principios de año con medicamentos ya aprobados anteriormente: 6.434 pacientes con Sovaldi y 1.331 pacientes con Olysio 

28 de julio de 2015. El número de personas afectadas por la Hepatitis C tratadas en el primer semestre de este año es de 18.134, del total de 51.900 pacientes por tratar que figuran en el Plan para el Abordaje de la Hepatitis C. Los datos responden al balance que hace hoy, Día Mundial contra la Hepatitis, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad según los datos facilitados por las Comunidades Autónomas a falta de recibir los de una de ellas del mes de junio.

De estos más de 18.000 pacientes, 6.520 pacientes han sido tratados con Harvoni y otros 3.849 con Viekirax/Exviera. Estos son los medicamentos de última generación que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad incorporó a la financiación pública a partir del 1 de abril y que tienen un porcentaje de cura muy alto. España, de hecho, ha sido uno de los primeros países de la Unión Europea en incorporar estos tratamientos, que no están disponibles en muchos de los Estados Miembros.

En cuanto a los demás tratamientos suministrados este año, se trata de medicamentos cuya financiación ya fue aprobada anteriormente y que también tienen un alto porcentaje de cura: 6.434 pacientes con Sovaldi (en distintas combinaciones) y 1.331 con Olysio.

Fue el 2 de marzo de este año cuando los ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y de Hacienda y Administraciones Públicas acordaron con las Comunidades Autónomas el Plan de Financiación que garantizaba que todos los pacientes de hepatitis C recibieran tratamiento con antivirales de última generación. Se daba así cumplimiento al Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de esta enfermedad, presentado unos días antes con el objetivo de reducir la morbimortalidad causada por el virus a través de la mejora de la prevención, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes.

EL VIRUS DE LA HEPATITIS C

El virus de la hepatitis C (VHC) fue descubierto en 1989. Su hallazgo permitió reducir los riesgos de la hepatitis posterior a una transfusión, ya que la mayoría de los casos actuales se originaron en los años 70 y 80 a través de transfusiones sanguíneas, cuando aún no se conocía la existencia del virus. En la actualidad ya no se contagia por transfusiones, gracias a los estrictos controles, pero el contagio puede producirse por compartir materiales contaminados.

De los casos de hepatitis C, un 20% se negativiza por sí solo sin tratamiento, y un 80% evoluciona con fibrosis del hígado, hasta cirrosis. De los distintos grados de fibrosis, de F0 a F4, pueden cursar sin sintomatología hasta la F2. Esta evolución tiene lugar a lo largo de 30 o 40 años desde la infección. La progresión de la fibrosis varía entre los distintos pacientes.

Hasta los últimos años, la enfermedad se ha tratado con distintos antivirales y antinflamatorios, como interferón. En la actualidad, los nuevos antivirales son más específicos y van dirigidos a dos dianas: la proteasa y la ARN polimerasa. Lo más reciente son las combinaciones de medicamentos para atacar ambas dianas al mismo tiempo.