Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Acceso a la página principalMinisterio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad

Notas de Prensa

Disminuye el consumo de todas las drogas en la población de 14 a 18 años

Según la Encuesta  sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias ( ESTUDES) 2014/2015

  • Alfonso Alonso subraya el esfuerzo realizado en prevención y la eficacia de la implicación de toda la sociedad en la lucha contra las drogas.

  • Los datos demuestran una reducción del consumo intensivo de alcohol (borracheras y consumo en atracón), aunque las prevalencias siguen siendo muy elevadas: casi ocho de cada diez escolares ha bebido alcohol alguna vez.

  • El consumo de cocaína en este grupo de población se ha reducido en más de un 65% en la última década y el de cannabis en más de un 33%

  • Las mujeres consumen tabaco, alcohol e hipnosedantes en mayor proporción que los hombres. El consumo de drogas ilegales se da con más frecuencia entre los hombres.

  • Los escolares perciben el alcohol como la sustancia menos nociva y consideran el tabaco más peligroso que el cannabis.

  • España puso en marcha en 2012 un Sistema de alerta temprana para detectar la  presencia  de nuevas sustancias  y los riesgos asociados a ellas  y ha sido un país pionero en estudiar su prevalencia.

11 de febrero de 2016.-  El consumo de drogas en la población escolar de entre 14 y 18 años ha disminuido en nuestro país en los últimos dos años. Esta reducción se observa en todas las sustancias psicoactivas analizadas, hasta un total de 18,  aunque se da de forma más acusada en los consumos intensivos de alcohol  (borracheras y consumo en atracón). También disminuye la disponibilidad percibida para todas las drogas, excepto para el alcohol.  

Los datos los recoge la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2014-2015, que hoy ha dado a conocer en rueda de prensa el ministro en funciones de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. Alonso ha estado acompañado por la Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero y por delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín.  

Alonso ha subrayado el importante esfuerzo realizado en esta legislatura por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas en materia de prevención y  la eficacia de la implicación del conjunto social en la lucha contra las drogas: “La reducción del consumo de drogas  es una buena noticia que demuestra que si toda la sociedad camina en el mismo sentido, podemos obtener buenos resultados” ha destacado. Pese a ello, el ministro en funciones ha insistido en la necesidad de no bajar la guardia y seguir trabajando en la misma línea, puesto ‘casi 8 de cada 10 escolares reconoce haber bebido alguna vez y persiste la baja percepción de riesgo sobre el consumo de cannabis”.

En su intervención, Alonso ha hecho referencia al Plan de Acción 2013-2016, de la Estrategia Nacional sobre Drogas vigente, cuyo desarrollo ha contado con la colaboración todos los sectores implicados en la mejora de la prevención de los consumos de drogas,  la asistencia y la reinserción social de las personas adictas. Entre las medidas adoptadas incluidas en el Plan de Acción, ha destacado la incorporación de las adicciones al juego al ámbito de actuación de la DGPNSD; los programas de colaboración con la hostelería para promocionar un consumo responsable de alcohol o el programa de formación de agentes de policía local como agentes tutores en colaboración con la FEMP, y la mejora de la gestión del Fondo de Bienes Decomisados.

Para ello, entre 2012 y 2015 la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas ha destinado más de 37 millones de euros que han permitido subvencionar 970 programas de ONGs y corporaciones locales. A ello se suman otros 70 millones de euros transferidos por el Gobierno Central a las Comunidades Autónomas para financiar la Estrategia Nacional sobre Drogas.

PRINCIPALES RESULTADOS

La encuesta incluye una muestra de 37.486 estudiantes de  entre 14 a 18 años, de 941 centros educativos públicos y privados y 1.858 aulas. La delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas realiza cada dos años este estudio desde 1994, que revela las tendencias del consumo de alcohol y otras drogas entre los escolares españoles. En esta edición, la encuesta incluye el análisis de 18 sustancias psicoactivas.

Los principales resultados de este estudio son los siguientes:

  • Desciende el consumo de todas las drogas.
  • El alcohol y el tabaco, seguidos  del cannabis siguen siendo las drogas más consumidas por los estudiantes españoles. Le siguen, por este orden, hipnosedantes (con y sin receta), cocaína, éxtasis, alucinógenos, anfetaminas, inhalables volátiles  y heroína, que se sitúa en último lugar.
  • Los hombres consumen drogas ilegales en mayor proporción que las mujeres. Entre la población femenina está más extendido el uso de drogas legales, como el alcohol, el tabaco o los hipnosedantes.
  • Se rompe la tendencia creciente en el consumo de hipnosedantes por parte de las mujeres.
  • Desde 2010 disminuye la disponibilidad percibida para todas las drogas, excepto para el alcohol.
  • Los estudiantes de entre 14 y 18 años perciben el alcohol como la sustancia menos peligrosa y consideran que el tabaco es más peligroso que el cannabis. Percepción que se mantiene desde el año 2010. En el caso de los consumos habituales, las mujeres tienen mayor percepción de riesgo que los hombres.
  • Educación en las escuelas, tratamiento voluntario a los consumidores, control policial y aduanero y campañas de publicidad son las medidas que los escolares consideran como más eficaces para luchar contra las drogas.
  • Los profesionales sanitarios, los profesores y la familia son por este orden los grupos preferidos por los escolares para recibir información sobre drogas. Uno de cada tres se siente perfectamente informado sobre estas sustancias, sus efectos y riesgos. 1 de cada 5 se siente informado ‘a medias’ y sólo el 5,95 considera que está mal informado.

DATOS MÁS SIGNIFICATIVOS POR SUSTANCIAS

Alcohol.- Aunque la prevalencia sigue siendo muy elevada, los datos de esta encuesta revelan un considerable descenso del consumo de alcohol entre la población encuestada. Esta reducción es más acusada en el caso de los consumos intensivos (frecuencia de borracheras en los últimos 30 días y consumo en forma de atracón), lo que demuestra que el trabajo realizado en materia de prevención ha empezado a ofrecer resultados. Aun así, 285.700 estudiantes de entre 14 y 18 años han empezado a consumir alcohol (154.600 son mujeres y el resto hombres).

Los datos de esta encuesta revelan que el 78,9 por ciento de los estudiantes de entre 14 y 18 años ha probado alguna vez en la vida el alcohol. El 76,8% han consumido en el último año. Y el 68,2% lo ha hecho en el último mes. El porcentaje de estudiantes que bebe aumenta los fines de semana.  Beben sobre todo cerveza entre semana  y, en fin de semana, combinados seguidos de cerveza y vino. El alcohol lo consiguen ellos mismos directamente o bien a través de mayores de 18 años que se lo proporcionan.

En cuanto al consumo intensivo, destaca que el 1,7% de los jóvenes de 14 a 18 años ha consumido alcohol diariamente en los últimos 30 días (0,9% a los 14 años y 2,4% a los 17 años).

Uno de cada tres escolares ha consumido alcohol en forma de atracón (binge drinking) en los últimos 30 días. Este patrón de consumo aumenta con la edad: a los 18 años este porcentaje se eleva al 50%.

La encuesta también pregunta por el botellón, cuya prevalencia desciende ligeramente. 6 de cada 10 (57,6%) han participado en un botellón alguna vez en los últimos 12 meses ( frente al 62% de la encuesta anterior).  La frecuencia de esta práctica también aumenta con la edad, hasta alcanzar el 71,2% a los 18 años.

También descienden las borracheras: 2 de cada 10 estudiantes se han emborrachado alguna vez en el último mes. Y 3 de cada 10 escolares (31,9%) tiene un consumo de riesgo durante los fines de semana.

Las mujeres consumen alcohol en mayor proporción que los hombres, e incluso el porcentaje de chicas que se emborrachan es mayor que el de los chicos.

El patrón del consumo de bebidas alcohólicas en forma de ‘atracón’ (5 o más copas en un corto espacio de tiempo) es similar al de las borracheras. El 43% de los estudiantes de 16 años y la mitad de los de 17 se han atracado de alcohol alguna vez en el último mes.

Tabaco.-  Continúa el descenso en el consumo de tabaco que se inició en 2004, que se sitúa en mínimos históricos. Aun así, en el último año 137.000 escolares de entre 14 y 18 años empezaron a consumir tabaco.

En 2014, el 38,4% de los escolares ha fumado tabaco alguna vez en la vida, el 31,4% en el último año y el 8,9% lo fuma a diario, lo que supone un descenso de 4 puntos respecto a la encuesta anterior.  

En los últimos diez años el consumo de tabaco por parte de los estudiantes de entre 14 y 18 años se ha reducido en cerca de un  60%. En 2004, el 21,5% de este sector de la población fumaba a diario, frente a un 8,9% en 2014. También se reduce ligeramente el promedio de cigarrillos de las personas que fuman a diario: 5,6 cigarrillos de media, frente a los 6,2 que consumían en 2012.

Por otro lado, el 49,7% de los escolares vive en hogares donde se fuma diariamente.

Hipnosedantes.- Los resultados indican un descenso en el uso de estas sustancias con y sin receta y una clara ruptura en la tendencia creciente que se viene observando desde 1994. Así, el 16,1% los ha consumido alguna vez en la vida; el 10,8% en los últimos 12 meses y el 6,2% en los últimos 30 días.

El consumo de hipnosedantes sigue siendo fundamentalmente femenino. El porcentaje de mujeres que las ha consumido en el último año duplica el porcentaje de hombres consumidores (13,8 % frente a 7,7 %). Las diferencias aumentan con la edad.

Continúa el descenso en el uso de hipnosedantes sin receta, que se inició  en 2010. El consumo entre las mujeres (6,8% en el último año) también duplica al de los hombres (3,8%).

Cannabis.-El cannabis es la droga ilegal consumida por un mayor porcentaje de jóvenes. Desciende ligeramente el consumo de esta sustancia: 3 de cada 10 estudiantes ha probado cannabis alguna vez en su vida y 1 de cada 4 lo ha consumido en el último año.

En cambio, aumenta en dos puntos la proporción de los estudiantes que lo han consumido en los últimos 30 días (18,6%). En este grupo de población, el 65,6% ha consumido principalmente marihuana; un 9% es consumidor de hachís, un 25,4% consume los dos tipos; y un 86,5% mezclan cannabis con tabaco. El consumo de porros consumidos al día es de 3,2.

En el último año empezaron a consumir cannabis 146.200 estudiantes de 14-18 años.

Los hombres consumen en mayor proporción que las mujeres en todos los grupos de edad. 

La encuesta demuestra un descenso de más de 2 puntos porcentuales en el consumo  problemático de cannabis. Según la escala CAST, el 2,5% de todos los escolares de entre 14 y 18 años son consumidores problemáticos. Este porcentaje asciende al 13,8% en el caso de los estudiantes que han consumido cannabis en el último año. Hablamos de alrededor de 53.000 escolares.

El consumo problemático de cannabis está más extendido entre los varones y aumenta con la edad (7,9% de 14 años, 18,2% de 18 años). En este grupo hay mayor proporción de consumidores de hachís, lo mezclan más con tabaco y fuman más porros al día (una media de 5,2).

Pese a todos estos datos, el consumo de cannabis entre los escolares se ha reducido en más de un 33% en la última década.

Cocaína. Las prevalencias de consumo de esta droga muestran una tendencia estable, con muy ligeras variaciones respecto a los consumos registrados en la encuesta anterior. El 3,5% de los encuestados ha consumido cocaína alguna vez en la vida; el 2,8% en los últimos 12 meses y el 1,8% en los últimos 30 días.

En cuanto al género, los hombres consumen en mayor proporción que las mujeres en todos los grupos de edad.

Anfetaminas, alucinógenos, éxtasis y heroína.- El consumo de este tipo de sustancias continúa su tendencia descendentes y  se sitúa en niveles más bajos de toda la serie histórica para alucinógenos, éxtasis, anfetaminas e inhalables volátiles (con prevalencias entre el 1,2% y el 0,6%  para el consumo en los últimos 12 meses.  El consumo de heroína para esta misma frecuencia apenas se da en el 0,5% de los encuestados.

Drogas Emergentes.-En esta encuesta  se ha introducido por tercera vez un módulo específico sobre el consumo de las llamadas sustancias emergentes o nuevas sustancias psicoactivas. Son drogas que se venden por internet y por tanto de gran accesibilidad.

Según este estudio, el 4% de los escolares ha probado este tipo de sustancias alguna vez en la vida. Pero el 53,7% nunca ha oído hablar de ellas. Las prevalencias de consumo para la frecuencia de alguna vez en la vida son las siguientes: Spice (0,8%); ketamina (0,7%); salvia (0,7%), y mefedrona (0,5%).

En nuestro país, el consumo de estas sustancias es experimental y sus usuarios suelen ser consumidores de drogas legales e ilegales, con baja percepción del riesgo y una alta percepción de disponibilidad.  Los varones las consumen con más frecuencia que las mujeres y su uso aumenta con la edad.

España ha sido un país pionero en la monitorización de estas sustancias. En 2012 puso en marcha un sistema de alerta temprana para detectar su presencia y los riesgos asociados a ellas.

Documentos de interés

PRESE110216175655007.pdf Archivo pdf. Se abrirá en una ventana nueva