Utilización de las mascarillas

Información Gripe A (H1N1)

La información disponible acerca de la efectividad de las mascarillas y los protectores respiratorios o respiradores sobre el control de la pandemia es muy limitada.

Por ello, en ausencia de evidencia científica, las recomendaciones que se indican a continuación tienen carácter provisional y están sujetas a actualización según se disponga de nueva información.

  • El lavado de manos es la medida más efectiva de protección tanto frente al nuevo virus A (H1N1) como frente a otros virus de la gripe. Correcto lavado de manos Archivo pdf.  Se abrirá en una ventana nueva
  • Lo más útil para prevenir la transmisión del virus es la combinación de todas las medidas higiénicas de protección personal recomendadas (lavado de manos, cubrir boca y nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar y evitar el contacto estrecho con enfermos) . Ninguna de ellas de forma aislada proporciona protección total.
  • Hay evidencia científica suficiente sobre la eficacia de las mascarillas para reducir la transmisión del virus de la gripe en centros sanitarios. Por el contrario, no está demostrado que sea eficaz en las situaciones de la vida diaria o en espacios abiertos.
  • La mayoría de las mascarillas están diseñadas para evitar la salida de gérmenes de la boca cuando se tose o estornuda, pero no constituyen una barrera eficaz para evitar que entren virus desde el exterior.
  • Por ello, las autoridades sanitarias, en base a la evidencia científica disponible, no recomiendan el uso de mascarillas a las personas sanas en sus actividades diarias habituales.
  • El uso de mascarilla, tipo quirúrgica, sólo se recomienda en los siguientes casos:
    1. Personas enfermas o que han comenzado con síntomas compatibles con gripe cuando se encuentren en presencia de otras personas, fundamentalmente en los siguientes casos:
      • Durante el traslado de su casa al centro de salud u hospital.
      • Mientras estén recibiendo cuidados domiciliarios por familiares u otras personas y cuando entren en contacto con personas sanas.
    2. Cuidadores sanos de una persona con gripe A (H1N1) o con síntomas compatibles con la misma. En este grupo se incluyen los familiares u otras personas que conviven en el mismo domicilio que el paciente o sus cuidadores si se trata de otros centros o instituciones. Estas personas deberán usar la mascarilla cuando estén en presencia del paciente.

La utilización incorrecta de las mascarillas puede incrementar el riesgo de transmisión en vez de reducirlo. Por ello, las personas a las que se recomienda el uso de mascarilla quirúrgica deben asegurarse de utilizarlas correctamente.

Uso correcto de mascarillas

Si desea localizar información relacionada con el contenido de esta página, utilice el buscador